Qué tipos de estrés laboral existen

tipos de estrés laboral

Hoy en día pasamos una gran parte de nuestro tiempo trabajando, sin apenas tener momentos para descansar o desconectar. Y esto nos puede llevar a tener estrés laboral.

El estrés laboral puede manifestarse de diferentes formas y, para poder detectarlo, es importante conocer cada una de ellas. Repasamos qué tipos de estrés laboral existen y cómo podemos actuar desde la empresa para evitar el estrés laboral de nuestros empleados.

Causas del estrés laboral

Si no lo conseguimos controlar, el estrés laboral puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud, afectándonos no solo en el ámbito laboral, sino también en nuestro día a día. ¿Pero de dónde viene? El estrés laboral puede aparecer por diferentes causas, por ejemplo:

  • El tipo de trabajo.
  • El nivel de responsabilidad en el trabajo.
  • El volumen de tareas y proyectos.
  • La tipología y dificultad de las tareas.
  • La claridad sobre prioridades y objetivos.
  • El estilo de dirección y liderazgo propio y de los superiores.
  • El ambiente laboral.

En resumen, el estrés que podemos padecer en el trabajo depende tanto de la situación profesional como personal. Nos afecta nuestro entorno y nos influye cómo percibimos nuestro entorno, es decir, cómo de preparados nos sentimos para enfrentarnos a las circunstancias.

Tipos de estrés laboral que existen

Podemos clasificar el estrés laboral en cuatro tipos: estrés laboral episódico, estrés laboral crónico, eustrés y distrés.

Estrés laboral episódico

El estrés laboral episódico es uno de los tipos de estrés en el trabajo más comunes. De hecho, la mayoría de las personas lo han experimentado en algún momento de su vida laboral.

Consiste en periodos cortos de estrés que se dan por situaciones o elementos detonantes que se debe hacer en un lapso de tiempo. En este caso, cuando la tarea termina, el estrés desaparece.

Estrés laboral crónico

El estrés laboral crónico es considerado uno de los tipos de estrés laboral más preocupantes que hay, debido a sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Esto ocurre cuando uno o varios factores que producen estrés se originan en el trabajo y se mantienen durante mucho tiempo, afectando así a la persona en varios aspectos de su vida.

Existen diferentes componentes que pueden desencadenar este tipo de estrés laboral, pero los más comunes son los siguientes:

  • Exceso de carga laboral.
  • Inestabilidad laboral.
  • Ambiente laboral tóxico.
  • Falta de incentivos.
  • Bajos salarios.

Eustrés

El eustrés es uno de los tipos de estrés laboral más beneficioso que podemos encontrar. Este estrés aparece cuando nos enfrentamos y adaptamos a diferentes estímulos como un nuevo empleo o una nueva carrera profesional.

Distrés

El distrés es un tipo de estrés laboral negativo que puede afectar a las personas a nivel emocional, psicológico y físico. En este caso, el estrés laboral llega a ser tan agravante que en vez de generar una respuesta adaptativa, se convierte en un peso para el individuo.

Si el distrés no se maneja adecuadamente puede trasladarse a todos los aspectos de la vida de un individuo, generando como consecuencia diferentes afecciones como el síndrome de burnout o el trastorno de ansiedad generalizada.

Cómo actuar desde la empresa para evitar el estrés

El estrés es algo que nos pone en alerta en momentos donde necesitamos un pequeño empujón, pero el exceso de estrés o el estrés prolongado en el tiempo puede acabar destrozando nuestra salud.

Controlar el estrés de los trabajadores tiene múltiples beneficios, tanto para la empresa como para los empleados: mejora la calidad de vida, aumenta el nivel de concentración y capacidad de resolución de problemas, favorece el rendimiento… Por ello, la mejor forma de actuar por parte de las empresas es mediante el desarrollo de acciones específicas:

Mejorando la organización del trabajo

Siempre pueden surgir momentos de picos de trabajo, pero evita que estos tengan lugar a causa de una mala organización del trabajo.

Prescindiendo de las personas tóxicas

Un buen ambiente laboral evitará bajas por estrés laboral, denuncias por acoso y una reducción de la productividad.

Contratando a un coach laboral

Esta figura podrá enseñar a los empleados a afrontar los retos del día a día y a detectar y evitar el estrés emocional.

En HRLOG somos expertos en recursos humanos y te asesoraremos en la gestión de tu equipo humano. Contacta con nosotros e infórmate de nuestros servicios.

No te pierdas nada
Suscríbete para estar al día de las últimas noticias sobre RR.HH
Síguenos en Twitter
WhatsApp chat

Suscripción Newsletter

¡No te pierdas ninguna novedad!

    Estamos encantados de poder ayudarte

    Rellena los siguientes datos y te llamaremos para explicarte cómo podemos optimizar los recursos humanos de tu empresa.
    Sin compromisos y sin costes ocultos.

      Estamos encantados de poder ayudarte

      Rellena los siguientes datos y te llamaremos para explicarte cómo podemos optimizar los recursos humanos de tu empresa. Sin compromisos y sin costes ocultos.